COMPROMISO BERG

Arte y Derechos Humanos

Nulla ethica sine aesthetica.

Esta vieja máxima latina expresa con profundidad la vinculación que desde la Grecia clásica han tenido las consideraciones morales sobre los seres humanos en sociedad y las manifestaciones artísticas que los mismos han creado para dignificar y significar los logros alcanzados por la humanidad en el transcurso del tiempo. Los Derechos Humanos se asientan sobre la base de principios éticos fuertemente arraigados en la cultura universal. Y esos principios éticos han sido trasladados a innumerables obras artísticas suponiendo, éstas, el auténtico develamiento de la verdad de los Derechos Humanos y del sujeto de los mismos: las víctimas.

Berg Institute ha querido siempre incorporar la obra de numerosos artistas que desde su compromiso con la causa de los Derechos Humanos nos dibujan y señalan con sus lenguajes estéticos los perfiles más diáfanos e intrincados de la condición humana, elevándonos a lo más sublime del desarrollo efectivo de los derechos del otro, o mostrándonos el lado más siniestro de nuestra historia. Así, música, pintura, escultura o cine documental, son propuestas que forman parte de nuestros programas académicos y de nuestras publicaciones.

Este es el caso de las piezas musicales con las que inauguramos nuestros cursos, interpretados por profesores y alumnos de la Facultad de Música de la Universidad Alfonso X el Sabio; las visitas a diversos museos, entre otros el Museo Reina Sofía de Madrid, para disfrutar y entender, por ejemplo, la condena de la violencia y la aspiración por la paz del Guernika de Pablo Picasso; la colaboración desinteresada del pintor belga Bennoît van Innis, cuyas creaciones han sido incorporadas a las colecciones de la Biblioteca de Derechos Humanos y Literatura y Derechos Humanos; así como el apoyo y reconocimiento al trabajo de documentalistas como Paco de Onís y Pamela Yates, de Skylight Pictures, quienes han sido destinatarios, junto con el jurista y académico Joan Garcés, del Premio Derechos Humanos de Berg Institute, I Edición 2018.

Deseamos, de esta manera, promover y reivindicar el arte como un extraordinario recurso de sensibilización en la causa de la Justicia en el marco de los Derechos Humanos. Y así, Berg Institute recientemente está cooperando junto con la Universidad Alfonso X el Sabio en el desarrollo de un proyecto conjunto entre alumnos y profesores para la subtitulación del documental Watchers of the Sky, de la directora Edet Belzberg, que da cuenta de la vida del jurista Raphael Lemkin, creador del concepto de genocidio, junto con cuatro relatos vinculados a su memoria.

Algunas de las obras artísticas vinculadas a los proyectos de Berg:

Esta escultura de José Luis Romero, realizada en hierro y madera, pertenece a la serie Espacios Protegidos.

El artista expresa la descomposición de una forma cúbica que trata de conformarse en una realidad única y total, a pesar de su aparente dispersión. Nos evoca, por tanto, una realidad dada y conformada, pero que sufre continuamente el impulso disgregador de fuerzas que descomponen la figura. Sin embargo, a pesar de esta descomposición formal, la obra nos habla de un ámbito de protección, de un vacío abrazado por la materia. En la estela del escultor Jorge Oteiza y sus cajas metafísicas, lo importante no es tanto la realidad material que se nos da, sino el vacío que esculpe.

Pues bien, también un discurso sobre los Derechos Humanos puede presentarse ante nosotros como un relato disperso, violento y en aparente contradicción de hechos, víctimas y victimarios. Pero, al final, lo importante es recomponer los elementos esenciales y originarios que permitan reconocer en cada caso la consistencia y eficacia de tales derechos, y convertir un discurso sobre los mismos en un relato protector de un vacío ocupado por las víctimas.

Exhibition: Mario Ayerbe González

“De la sombra a la luz. Imagenes del secuestro”

… tells the story of Consuelo González de Perdomo, member of the Colombian parliament, who was kidnapped by the Columbian guerrilla organization FARC in September 2001. Since then she had remained disappeared in the jungle, under unspeakable conditions. Not earlier than well over six years later she was set free in January 2008.

She dealt with her experiences by telling her story to a friend of hers, the painter Mario Ayerbe González. He captured them in 19 pictures. They illustrate the prisoners’ suffering, their loneliness and alienation from the world, but above all their strength based on their hope for liberation. This strength keeps them from giving up and makes them take the strain in order to survive and return to life. The Colombian poet Fernando Soto Aparicio wrote sensitive and poetic texts – if you can speak of “poetic” in this context at all -, which get under the reader’s skin. An extract is included in this catalogue.

Let the exhibition take you away to this faraway and infernal world.